6 jun. 2010

Tool y la divina proporción

Hace unos días un amigo mío posteó en su Facebook un vídeo muy interesante en el que se detallaba cómo el grupo Tool había compuesto su canción Lateralus basándose en una sucesión matemática que posteriormente también utilizó Dan Brown en su Código Da Vinci; la secuencia de Fibonacci.

Aquí tenéis el vídeo entero:



Como bien explican en el vídeo, la secuencia de Fibonacci consiste básicamente en génerar un tercer número a partir de la suma de los dos primeros. La secuencia comienza con 1, luego 1+1=2, 1+2=3, 2+3=5, 3+5=8, 8+5=13, y así hasta el infinito. Esta es la secuencia que siguen los versos, adelante y hacia atrás, en la canción.

El vídeo habla de una espiral. La representación gráfica de la secuencia de Fibonacci en espiral es la siguiente:



Esta representación gráfica coincide con la concha de un nautilo:



A partir del número 3, la razón o proporción entre dos números consecutivos es SIEMPRE 1,618, cifra conocida como el Número Áureo o la Divina Proporción. ¿Por qué? Pues porque es exactamente la misma porporción que se puede encontrar en un montón de espirales naturales del universo, como la concha que véis arriba, las pipas de un girasol, o en ciertas galaxias:



Pero volvamos a la canción Lateralus y el disco homónimo de Tool. La secuencia de la canción sólo llega hasta 13 sílabas y luego se revierte. 13 es el número de pistas del disco, las cuales tienen, según han descubierto los fans, un orden de escucha distinto al del CD. El orden que se sugiere es este:

6,7,5,8,4,9,13,1,12,2,11,3,10


Si nos fijamos bien y olvidamos un momento el número 13 situado justo en medio de la sucesión, veremos que las canciones están colocadas de manera que forman grupos de 2 números que cuando se suman dan como resultado 13: 6+7=13 5+8=13, 4+9=13, etcétera. Se dice que con este nuevo órden, el orden cobra sentido: las canciones se unen de distinta manera: o bien continuando la canción, o utilizando el mismo tempo, o incluso formando una nueva canción si se superponen. Como la gente dice muchas cosas y el mundo de la música está lleno de leyendas urbanas, me puse a investigar un poco el asunto de las canciones, a ver si es verdad que el disco cobra sentido con este nuevo orden.

6 ("Parabol") + 7 ("Parabola"): Las canciones son consecutivas y la primera es la introducción de la segunda, así que no cuenta:

5 ("Schism") + 8 ("Ticks & Leeches"): Comprobado. La parte final de la primera tiene el mismo tempo que la introducción de la batería de la segunda. Si se superponen se crea una nueva sensación rítmica para "Schism".

4 ("Mantra") + 9 ("Lateralus"): Comprobado. La primera es un sonido de un instrumento de viento sin identificar (posiblemente distorsionado) de poco más de un minuto. La introducción de guitarra de Lateralus, superpuesta con Mantra, crea un ambiente místico curioso.

3 ("The Patient") + 10 ("Disposition"): La primera acaba con una línea de bajo y la segunda empieza con otra, pero el tempo es totalmente distinto. Yo no he encontrado más coincidencias que la del instrumento, ¿algún sabio que haya sido más perceptivo que yo?. Bueno, algo es algo.

2 ("Eon Blue Apocalypse") + 11 ("Reflection"): Comprobado. Lo mismo que en el caso de "Mantra" y "Lateralus", si se superpone el sonido de la primera con la intro de la primera queda una nueva melodía. Además, ambas tienen el mismo estilo arabesco.

1 ("The Grudge") y 12 ("Triad"): La primera acaba con un ritmo estridente muy, MUY similar al ritmo con el que empieza la segunda.

¿Y qué pasa con la canción número 13, títulada con el misterioso nombre de "Faaip de Oiad". Pues según este blog, el título está en enoquiano que es el idioma en el que hablan los ángeles. O al menos eso decía el místico John Dee. Pero ahí no queda la cosa. La canción contiene una grabación que supuestamente hizo un ex-empleado del Área 51 a un programa de radio donde desvela que el Gobierno y los militares estadounidenses han contactado con alienígenas y esboza un poco sus planes de conquista mundial. Aquí la transcripción:

"I don't have a whole lot of time. OK, I'm a former employee of Area 51. I was let go on a medical discharge about a week ago and, and... I've kind of been running across the country. Damn, I don't know where to start, they're gonna, um, they'll triangulate on this position really soon.

OK, what we're thinking of as, as aliens, they're extradimensional beings, that, an earlier precursor of the space program made contact with. They are not what they claim to be. They've infiltrated a lot of aspects of the military establishment, particularly the Area 51.

The disasters that are coming, they, the military, I'm sorry, the government knows about them, and there's a lot of safe areas in this world that they could begin moving the population to now. They are not! They want those major population centers wiped out so that the few that are left will be more easily controllable."



¿Cómo se os queda el cuerpo? Con razón los componentes de Tool se han ganado la fama de aficionados al ocultismo. Más bien al cultismo, diría yo: en otro de sus discos, 10.000 days, una canción llamada Jambi, que utiliza, además de un compás rarísimo (como casi todas sus canciones), el pié métrico yámbico, uno de los pilares de la métrica grecolatina clásica.

Toma ya. Me quito el sombrero. Cómete esa, Dani Martín, esto es componer, no querer entrar en tu garito con zapatillas, so mierda.

1 comentario:

  1. Gracias por investigar la secuencia Fibonacci y su integración en "Lateralus".
    Siempre he respetado mucho a Tool como músicos, pero la verdad es que cuanto más investigas su forma de trabajar y como conciben la música más te pican, sobretodo si eres músico. Me gusta mucho el tema "Jambi", no había escuchado nunca una estructura así y la tengo como asignatura pendiente para estudio ^_^.

    P.D.: El tema "Schism" ya lo tengo casi controlado, este puente lo he aprovechado bastante bien :D.

    ResponderEliminar

...y ya veremos qué ocurre después.